El periodista que soñaba con ser periodista

11 ciudades Axel Torres Presentacion Nadie va a descubrir, a estas alturas, a Axel Torres, uno de los más relevantes periodistas deportivos y expertos en fútbol internacional de este país. Cadena COPE, Marca, y Gol Televisión entre otros, pueden dar ya buena fe. Sin embargo, la presentación de ayer en La Central de Callao de su libro ‘11 ciudades. Viajes de un periodista deportivo‘, nos descubrió a la persona sobre la que se construye el periodista. Con la segunda planta de la librería abarrotada y ocupada por cámaras de TV, Axel mostró su lado más personal y honesto. “Muchos dicen que me desnudo mucho en este libro. Pero es que yo vivo la vida así. Si soy capaz de contar todo lo que pienso, siento que no estoy haciendo nada malo. Si hubiera algo que no pudiera contar publicamente, no me sentiría bien conmigo mismo”. Una ética que refleja el carácter de un chico aún incrédulo por la repercusión alcanzada, cuando todavía se sorprende viendo la televisión o escuchando la radio, mientras desea «querer ser periodista».

Enamorado de Europa, del cine y la música, el periodista catalán regaló una muestra de su autenticidad, que a tenor de las palabras de Martí Perarnau y Edu García, que lo acompañaron en la mesa, impregnan las páginas de su libro. “Siempre he pensado que los grados del fútbol se conforman de triangulaciones. Cuando uno ve fútbol, o la vida misma, ve el equilibrio de tres factores. Cuando veo a Axel observo una persona sentimental, noble y apasionada”, confiesa Martí, cuya labor periodística a través de su Magazine es un referente de rigor y calidad en el periodismo deportivo.

11 ciudades de Axel Torres“Un paso trascendental en mi vida fue el momento en el que dejé de ir todos los veranos a un pueblo de Mallorca con mis padres, y comencé a viajar y a conocer mundo”, confesaba Axel Torres. El libro, con el fútbol como excusa, es un ejercicio introspectivo del periodista de Sabadell a la vez que realiza coloridas descripciones de las ciudades que más le han marcado en sus viajes. Su obsesión con el pueblo de Medvode, su fijación con los trenes (por los cuales fue capaz de plantarse en Córcega para hacer la ruta Bastia-Ajaccio) o el etílico viaje en clase VIP a Asunción debido al pavor a que el avión cayese al mar, fueron algunas de las historias con las que nos deleitó en la tarde de ayer. Curiosidades, un estilo personal y un carácter auténtico dan forma a los episodios del que espera no sea su primer y único libro. “Has conseguido hacer literatura”, reconoció Martí Perarnau.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s